Blog Salamanca, diario de una ciudad

"No quiero un blog, quiero tres periódicos", dijo el candidato.

jueves, febrero 02, 2006

Aprender catalán en Salamanca

El comentario del día en Salamanca está a las puertas de los kioscos. El señor Carod-Rovira dice:
“Mi sueño es que un día los niños de
Salamanca puedan elegir estudiar catalán”


Ya está liada. Unos dicen que estos catalanes quieren imponernos, o hacernos aprender,… y todo ese discurso. Otros ríen porque el despliegue de Tribuna de Salamanca es tan exagerado como exagerado ha sido todo en los dos últimos años. Y la juventud que alterna entre el contrato basura y el desempleo mira a Carod como un buen amigo que tiene un sueño y es que tú, cuando emigres (cada día 4 salmantinos emigran, y a Lanzarote le trae al fresco –según manifestó en una entrevista digital-) y vayas a trabajar a Catalunya (como los ositos) no te sientas tan “extranjero” y estés más “como en tu propia casa”. Tiene mucha razón este Carod, y es muy listo, no digo que sea malo, porque mirar para su propio beneficio no es malo, es natural. Lo que sí sería recomendable es que los niños de Salamanca no tuvieran que aprender catalán como objetivo formativo sino como objeto de enriquecimiento personal.

Pero leamos de nuevo la frase del señor Rovira “Mi sueño” no tiene otro; “los niños de Salamanca” fijación o ¿guiño?; “puedan elegir” optativo y tener la posibilidad, es a lo que se refiere este señor, no obliga como quieren manipular los que ven a Cataluña como “el extranjero”.

La verdad es que, en gran parte tiene razón, y eso es porque es consciente de la realidad de Salamanca. Aquí sólo se estudia catalán en un curso “extraordinario” anual en la Universidad pública. Ninguna filología es Filología Catalana Alomojó es porque no hay demanda, es posible. Pero si desde pequeño se inculca a los niños que en el futuro tienen que ir a Cataluña a trabajar y que necesitan saber español, inglés y catalán. Pues quizás crezcan las academias de idiomas, y sobre todo, y especialmente, la Escuela de Idiomas, ahí se tenían que impartir clases de catalán, de gallego y de vasco.
Josep Lluis Carod Rovira: “la Ley ha sido justa pero insuficiente, los ‘papeles’ que fueron incautados como resultado de la victoria de un ejército fascista en la guerra y utilizados para la represión de la gente de izquierdas deben estar en manos de sus propietarios, sean vascos, aragoneses, valencianos o andaluces”.
Y enlazando con el tema del Estatuto de Castilla y León que ayer hablaba, Carod lucha por preservar y mantener su lengua, nosotros en Castilla olvidamos el vasco de Miranda de Ebro, el gallego del Bierzo, el dialecto extremeño al sur de Salamanca y no preservamos nuestras señas de identidad.

El trozo que le falta a Carod para tener razón en todo es permitir que las clases en las escuelas de Catalunya sean en castellano y no sólo en catalán. Ayer un padre salió victorioso del juzgado al conseguir que a su hijo le dieran clase en castellano. No había manera ni posibilidad, y encima le llaman ‘facha’. Es la otra cara, la institucional, que no se corresponde para nada con la vida en la calle donde te hablan tan bien en castellano como en catalán.

Resumo, los catalanes miran por lo suyo como los castellanos debieran mirar por lo suyo. O en caso contrario: hacérselo mirar.

sindicacion sindicación enlace a este post enviar a un amigo

1 comentarios

  • ...y Anonymous Darco dijo…

    Como ya suponía antes de que el gobierno catalán hablara, ese gobierno se va a pasar por ahí lo que ha dicho la justicia, como lo ha venido haciendo estos años de atrás en asuntos similares y en todos los que no les convence.

    Tienes razón, debieramos mirar más por lo nuestro, pero no imitando a otros por que si, porque si somos tan diferentes unos de otros puede que las mismas cosas no sirvan para todos igual. Yo particularmente no quiero para Castilla y León un estatuto como el catalán, por que ni es social, ni es progresista, ni solidario, ni nada de eso que nos pretenden vender. No lo es con respecto al resto del país claramente, pero tampoco lo es con los propios ciudadanos catalanes. Ahora bien, si ellos lo quieren, bendito sea para ellos (sobre todo para los políticos que son los que mejor saldrán parados).

    Sobre idiomas y lenguas de esas que tanto abundan en nuestra comunidad ¿te has olvidado del leonés? tse, tse, se te echarían encima los leonesistas ¿no has visto los carteles que adornan algunas calles de Salamanca? ah, y también la UNESCO por lo visto. Pero ya puestos y siendo justos no habría que olvidarse del chino, del rumano, del árabe, del portugués... y de todos esos idiomas que muchos hablan en Castilla y León. ¿no? ;-)

    (espero se note el tono del comentario)

     

Publicar un comentario

<< Portada