Blog Salamanca, diario de una ciudad

"No quiero un blog, quiero tres periódicos", dijo el candidato.

domingo, enero 28, 2007

Desafíos

El País retrata hoy, en portada, a los líderes de la concentración de guardias civiles. Ellos son los que estaban en el estrado hace una semana. De momento dos han sido sancionados pero en la semana que comienza se espera que la cifra aumente, mientras que policías y militares se solidarizan y aprovechan la situación para expresar sus demandas. El País a veces da collejas al Gobierno y la foto de hoy en portada es una que dice “somos todos”, todos sancionados. Todo un desafío. Más collejas, menos la intelectualidad, menos páginas de economía, y menos de diplomacia internacional… que sobran a ese periódico, son la marca de un futuro (posible) nuevo periódico llamado ‘El Público’ que pretende empezar de forma muy modesta.
La Guardia Civil se hizo esta semana con 100.000 euros en ropa falsa durante la redada en la zona de Rector Esperabé.
Van los comerciantes tan felices a la Gala del Comercio, de premios, de mariscos, de langostinos, de autoridades, de tanto arte como destilan algunas… y llega el consejero Villanueva con ganas de aguar la fiesta: “La licencia para el Corte Inglés, en tres semanas”. A partir de ahí sobran los elogios y agasajos a la labor “desinteresada” de los empresarios de Salamanca por levantar cada mañana esta tierra con el sudor de su frente. Sin pedir nada a nadie, y sabiendo agradecer como es debido. En tres semanas, y dice Zarza que es “una oportunidad”. Quizás sea la última, de la prórroga.
Las malísimas lenguas dicen que Mercadona abrirá en la trasera de la Santísima Trinidad. En los megabloques que ahí se construyen. Todavía será pequeño como para mostrarse en plenitud de facultades.
La ley del más fuerte: “Nunca he entendido que la gente se sorprenda cuando una persona mata a otra. Es parte de nosotros. ¿Crees que descendemos de tres tíos que estaban en una cueva comiendo un búfalo? No. Descendemos del cuarto, que dijo: ‘¿Por qué no cojo este palo, machaco a esos tres imbéciles y así tendré más carne para mi?’ De él descendemos. Del superviviente.
La izquierda aprovecha el descanso dominical para honrar a Serafín Holgado.
En la película ‘Gracias por fumar’ tenemos la verdadera cara de la industria del tabaco en EE.UU. Exxon-Mobil, siguiendo la experiencia tabacalera, invirtió más de 12 millones de euros en una red de expertos dedicados a intervenir en el debate público en contra de la tesis del recalentamiento del planeta. Muy interesante.

En la película ‘La Haine’ (El Odio) se aprenden muchas cosas, cosas que no pasan en Salamanca. Odio, sí; barrios marginales, sí; chicos perdidos, sí; que la vida no vale nada (como en ‘Ciudad de Dios’)… pero también se aprende a que hay que ver el golpe mientras estas cayendo. La imagen es la de un hombre que cae de un piso 50, por ejemplo, y mientras cae dice que no pasa nada, que está bien, en el piso 49 como en el 1. Pero cuando se da el golpe ya todo se acabó. En Salamanca también pasa eso, todo bien, todo bien, porque esto no es “el tercer mundo”. La caída es que esto ya es, hace tiempo, “la España de tercera”.
“Yo voto a Julián porque pavimenta calles y eso es empleo”. ¿?. Pavimentar calles es dar empleo, ¿cuánto? ¿en qué condiciones? ¿con qué contratos? ¿qué calles? ¿qué produce? ¿qué valor añadido exporta y recupera?. (qué bobadas, perdón, se oyen).
Y cuando no hay tema se tira de “Archivo” y se llenan las páginas ellas solas. Por ejemplo que Cataluña tiene dos millones de documentos, todavía, en el Archivo de la calle Gibraltar, que conforman la segunda fase del proceso de devolución y de cumplimiento con la Ley aprobada en el Parlamento. La autora del inventario por el que se están realizando las labores actuales, es la ex directora del Centro, y considera que todos los papeles son catalanes. En fin: tuyo es, mío no. Mientras el Centro de la Memoria Compartida sigue en vilo y director sigue en su sillón.
Hoy es la noche del cine español. Una de las más igualadas en cuanto al reparto final de premios, pero todo puede pasar.
Salvo sorpresas de última hora la sociedad no ha sabido movilizarse por una vivienda digna, accesible,… Sí, es posible que en una gran ciudad como Madrid se junten unos cientos o miles; pero en las capitales de provincia no hay ni palos para las pancartas. La movilización en Internet es palpable con webs como V de vivienda, Vivienda Digna o Burbuja.info. Hoy cierro mi anotación diaria con una imagen de la exposición Ciudades efímeras, que no hace mucho estuvo en el Musac y cuyo autor es Sergio Belinchón.

sindicacion sindicación enlace a este post enviar a un amigo

1 comentarios

Publicar un comentario

<< Portada